En este artículo me voy a centrar en algunas de las tradiciones  que existen en el mundo de las bodas, y que no sabemos exactamente de donde provienen o por qué  lo hacemos. Unas veces, lo hacemos simplemente porque se llevan de toda la vida y otras por una extraña superstición.

Voy a intentar agruparlas todas y describir en qué consisten y de donde viene cada una de ellas. Alguna te sonará más que otra, y lo que sí que es cierto es que la cultura americana nos ha ido imponiendo sus costumbres, aunque también tienen su historia y voy a intentar contar las más conocidas.

 

Algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo azul

Esta costumbre se remonta ni más ni menos que a la época victoriana dentro de la cultura anglosajona,  y la versión completa es “algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo azul y una moneda de seis peniques de plata en su zapato”.

Algo viejo. Se trata de representar el vínculo de la novia con su familia, a través de alguna joya complemento o hasta el vestido usado por su madre o abuela.

Algo nuevo: Este concepto representa la nueva vida de la novia donde la espera éxito y fortuna. Normalmente suele elegirse el vestido nupcial como el elemento nuevo.

Algo prestado: Tiene como objetivo recordar a la novia que su familia y amigos estarán siempre allí cuando ella necesite ayuda. Este complemento suele ser bien una joya o simplemente un pañuelo de encaje.

Algo azul: Esta tradición nos lleva hasta los tiempos bíblicos, siendo por aquel entonces el azul y no el blanco el color de la pureza, además simboliza lealtad y fidelidad.

Seis peniques de plata en su zapato: Puede que sea la primera vez que sabes de esta tradición, ya que es más utilizada en otras culturas y costumbres. Como bien parece su misión es atraer riqueza para la novia, tanto económica como en forma de felicidad.

Las perlas: Representan las lágrimas de la novia, y mientras que algunas culturas lo ven como una mala señal que hay que evitar para otros es el significado de un matrimonio en el que no existen las lágrimas. Consejo, quédate con la que mas te guste.

 

Algo azul

 

La ceremonia y sus tradiciones

Velo de novia: Su principal misión es la de alejar los malos espíritus de la novia. Aunque dicen las malas lenguas que la costumbre proviene de hace siglos, cuando los matrimonios los arreglaban las familias sin tener en cuenta los deseos de los novios. La misión del velo era cubrir a la novia hasta que él diese el “si”. No se fuera a arrepentir antes.

La novia a la izquierda. Otra tradición que viene de muchos siglos atrás. Ya que se dejaba el brazo derecho del novio libre por si tenía que hacer uso de su espada para proteger a la novia. La tradición sigue pero por suerte los tiempos han cambiado mucho. Esta costumbre no está muy extendida en nuestro país, pero dentro de diferentes culturas occidentales se sigue teniendo en cuenta.

Los anillos de compromiso: En el antiguo testamento ya aparece el anillo de compromiso para pedir la mano de la novia. Hoy en día se vincula a la unión de los dos esposos y a su compromiso.

Las arras: En la antigüedad era el regalo que el novio hacia a su futura esposa en forma de trece monedas de oro o plata. Actualmente significa los bienes que los novios compartirán durante su matrimonio.

Lanzamiento de arroz: La lluvia de arroz con la que se agasaja a los novios tiene el significa una llamada a la fertilidad de la nueva pareja. Si bien el arroz últimamente se ha cambiado por confeti, burbujas, pétalos o cualquier otro elemento.

 

Lanzamiento de arroz en la boda

 

Tradiciones de boda durante la celebración

El vestido de novia: El novio no puede ver el vestido antes de la ceremonia ya que trae mala suerte. No llego a conocer a fondo de donde proviene esta superstición, pero normalmente las novias la llevan a rajatabla.

Lanzamiento del ramo de boda: Una costumbre que ha llegado hasta nosotros a través de las películas de Hollywood, ya que es una tradición norte americana que consiste en que quien recoja el ramo que lanza la novia será la próxima novia.

El pastel de boda. Una tradición que según cuentan provienen de la antigua roma. Donde se rompía un pan encima de la cabeza de la novia y a continuación los invitados comían las migas originadas. Esta tradición continúo hasta el siglo XVII, en que las culturas anglosajonas empezaron a regalar a los invitados unas pequeñas tortas individuales. Posteriormente se cambiarían estas tortas por un gran pastel.