Una novia sin ramo de flores, no sería lo mismo. Después de todos los preparativos para conseguir que tu día especial sea inolvidable, la elección de tu ramo de flores tiene que dar ese toque diferente que muestre tus gustos y personalidad.

Recuerda que el ramo viene a ser como la ultima pincelada, aportando color y frescura al conjunto final de la novia.

 

Inspiración elegir tu ramo de novia

En primer lugar tenemos que centrarnos en nuestros gustos, y en este sentido se puede decir que no hay decisiones correctas ni incorrectas. Es tu elección personal, y lo más importante es que tengas en cuenta que combine bien con tu vestido y complementos.

– Si no lo tienes muy claro, antes de entrar en los detalles de tu ramo busca ideas, visita tu floristería y coméntales que se te ha ocurrido, invitándoles a aportar soluciones a través de su visión y experiencia. Pero al final tienes que ser tú la que tome la decisión para considerar el ramo como tuyo.

– Una estupenda fuente de inspiración suelen ser las revistas, pero te invito a dar un paso más allá, inspirándote en revistas de jardinería. Simplemente imagina las flores que te gustaría llevar, incluso puedes visitar algún jardín botánico para inspirarte.

– Busca en cualquier libro o en Internet el significado de las flores, esto puede ayudarte en tu decisión, además de convertirse en un medio para expresar tus sentimientos.

– Ten en cuenta las flores convertidas en clásicos y que nunca suelen faltar, como rosas, petunias, lirios, hortensias u orquídeas. Pero aunque siempre sean una buena opción, no significa que sean obligatorias.

 

Ten claro tu presupuesto

Algunos arreglos florales pueden dispararse mucho, así que ten muy claro cuánto puedes gastarte. Una buena opción a la hora de diseñar tu ramo es tener unas flores como fundamentales y otras como secundarias, si el presupuesto te aprieta desestima las segundas.

Pídele a la floristería que te ayude a buscar alternativas, muchas veces la creatividad da mejores resultados que el dinero. De todas formas no tengas miedo en mezclar diferentes tipos de flores, lo importante es la frescura y la combinación.

Elegir ramo de novia

 

El ramo y la decoración de bodas

Desde este blog te vamos a hacer una propuesta. Y esta consiste en que la decoración de boda sea  acorde con el ramo de la novia. Para esto tienes que tener en cuenta el precio de las flores más caras, si vas a elaborar centros de mesa, o decoración en general con el mismo estilo.

Puedes utilizar fragancias florales para perfumar el ambiente, este pequeño truco resaltará las flores elegidas.

Mi consejo es que el ramo de novias sea el centro de la decoración floral de la celebración, pero tiene que destacar entre la misma, mostrando que ha sido creado especialmente para la novia.

Flores para boda

 

El color de las flores

Quizás lo más importante a la hora de elegir el ramo, ya que este tiene que complementar tu vestido de novia, dándole un toque de color. Como siempre los colores van cambiando según las modas, motivos por el cual te aconsejo que tematices tu boda con un color, creando una sensación de armonía.

Pero si tienes en cuenta que vaya en consonancia con el espacio elegido para la celebración y su decoración, sin duda te ayudará el decantarte por flores de temporada.

 

Las flores que definirán tu día de bodas

Una vez elegido el ramo piensa en los siguientes lugares:

Iglesia. Las flores se pueden colocar en los extremos de los bancos o sillas que conformen el pasillo nupcial, encima  (si el cura te deja) o delante del altar.

Si es una boda civil,  en un arco nupcial o cenador, una alfombra de pétalos frescos si es una boda al aire libre.

Y siempre atención a los centros de mesa (en especial la que ocuparan los novios) y flores alrededor de una sala, jardín, zona de baile, etc.

 

 Elige el tipo de ramo

Dependiendo de tu gusto, tu vestido, incluso de tu altura deberás de tomar una decisión en el tipo de ramo que quieres llevar:

Ramos redondos. Son una opción elegida por muchas novias. Este estilo se utiliza generalmente para flores grandes, arreglado con ramas y atado con una cinta.

Ramos en cascada. Adecuados para novias romántica. Funcionan muy bien bien con los vestidos más grandes.

Ramos atados a la mano. Este estilo va mejor con un vestido moderno, ideal para novias contemporáneas.

Ramillete de flores. Un enfoque minimalista, es por lo general un ramo muy pequeño.

Estilo moderno hecho de flores exóticas que se adaptará a la novia moderna.

Adornos adicionales. Por ejemplo, perlas y cristales pueden dar a tu ramo un toque de glamur, incluso optar por cintas largas de raso que caigan.

 

¿Quien más necesita flores?

Empezando por el novio, que al igual que el padrino necesitan un pequeño detalle floral en el ojal, utiliza la mima temática que en tu ramo.

Ten en cuenta también a la madrina o incluso a familiares especiales. Puedes entregarles un pequeño ramillete floral que las haga sentirse especiales y parte importante de la celebración (no te olvides de las amigas o damas de honor si las tuvieras).

Otro bonito detalle es dedicar atención a uno de los miembros más delicados de la celebración, las niñas que participan en tu ceremonia. Puedes solucionarlo con algún arreglo para su peinado, o un pequeño ramillete para atar con una cinta a sus muñecas.