Llega el momento donde habéis decidido dar el paso y casaros. Os vais a encontrar con este momento donde se mezcla la ilusión de la futura boda con el estrés consecuencia de todo el proceso organizativo.

Para facilitarte todo el procedimiento que conlleva la planificación de vuestro enlace, quiero darte una serie de pautas, para simplemente seguir un orden lógico y que logréis organizaros de una forma práctica, con las menos complicaciones posibles.

 

Disfruta de tu compromiso

Supongo que ya estás deseando empezar con la planificación, pero no te precipites. Lo ideal es que disfrutéis del momento y aprovechéis todas las ocasiones para estar juntos y comenzar a hablar de cómo os gustaría que fuera la celebración de vuestra boda.

Desde conoceros más el uno al otro hasta saber qué tipo de ceremonia os gustaría, cuál sería la fiesta ideal, si queréis una celebración más familiar o si por el contrario queréis celebrar un evento con más de trescientas personas.

Siempre lo comento en tono de broma, la planificación de una boda viene a ser como los primeros pasos del matrimonio, lleno de conversaciones incomodas sobre situaciones familiares, finanzas y ciertas negociaciones necesarias con nuestra pareja.

Tomároslo con tranquilidad, ya que la planificación tiene que ser el principio de una ilusión y no un problema en sí.

 

Compromiso de novios

 

Prepararos para tener que tomar muchas decisiones

Una pregunta, ¿Quién va a tomar las decisiones? Sin duda vosotros, pero a menudo tendréis que valorar opiniones como por ejemplo la de vuestros padres (sobre todo si son una parte importante en la financiación de vuestra boda).

Como pareja tenéis que tener bien claro que cosas son negociables y cuáles no. Tendréis que decidir la fecha, el lugar, el número de invitados, el estilo de la boda, y un sinfín de asuntos en los que muchas veces parece que casi todo el mundo tiene una opinión diferente.

Si conseguís escuchar cada opinión y tomar las decisiones de una forma que no enfade demasiado a nadie, estaréis dando los primeros pasos para una planificación de boda agradable y placentera.

 

¿Necesitamos ayuda?

En este momento os podéis plantear si vais a preparar vosotros por vuestros propios medios la celebración de vuestro enlace o por el contrario preferís contar con la ayuda de un servicio de wedding Planner.

Un planificador de boda puede ser de mucha utilidad, si no conocemos del todo bien como preparar una celebración o por el contrario, confiamos en que su experiencia y ayuda a la hora de tomar decisiones, convertirá nuestra boda en un éxito.

Creo que en este punto debemos de valorar nuestro presupuesto, el precio de los servicios ofrecidos y la prioridad que demos a este tipo de profesionales.

 

El temido presupuesto

Hasta ahora no hemos tenido en cuenta una cosa, que es que soñar con una boda ideal no vale dinero. Pero en el momento real de empezar a contratar, caemos en la cruda realidad de lo que cuestan realmente las cosas.

En otros artículos ya hemos tratado el tema de hacer un presupuesto de boda. Vuelvo a insistir en la necesidad de conocer los fondos de que disponemos para la celebración de nuestra boda. Este punto nos ayudara a centrarnos entre la gran variedad de productos y servicios que existen alrededor de una boda.

 

La lista de invitados

Y es que tiene mucho que decir el número de invitados sobre cómo va a ser vuestra boda.

El número de invitados va a delimitar de forma muy importante vuestro presupuesto, ya que el costo de la celebración está directamente relacionado con la cantidad de gente que va a asistir a vuestro enlace. Lo dicta todo, desde el número de menús y  bebidas, hasta las invitaciones que hay que imprimir, las sillas que hay que alquilar o incluso los centros de mesa que necesitamos por poner unos simples ejemplos.

Y como no. El lugar elegido para la celebración, también suele estar condicionado por el número de invitados que asistirán.

 

Fecha y lugar

¿Qué es primero la fecha o el lugar donde celebrar la unión? Pues casi te puedo decir que depende de la antelación con la que hayáis decidido planear vuestra boda.

Si queréis casaros en una fecha especial para vosotros, tendréis que haceros a la idea de que la anticipación será esencial. Las bodas se planean con mucho tiempo y las prisas de última hora no suelen traer los resultados esperados.

Si por el contrario tenéis bien claro como queréis que sea el estilo de vuestra boda y el sitio dónde lo vais a celebrar ya está más que decidido, la disponibilidad el mismo os marcará la fecha en gran medida.

 

Boda en finca, Alicante

Celebración de boda en Finca La Torreta de Bayona

 

Que todo el mundo lo sepa. Nos casamos

Una vez que habéis comenzado las reservas para vuestra boda, es el momento de que vuestros invitados lo sepan, para que ellos comiencen a reservar el día en su agenda.

Es necesario que tengáis preparada la lista de invitados cuanto antes y que los mismos lo sepan con la mayor anterioridad posible.

 

Planificando la boda. Pasó a paso

Llegado a este momento, donde ya hemos tenido que tomar un gran número de decisiones nos damos cuenta que esto no ha hecho nada más que empezar. La organización será la clave que conseguirá no volveros locos ante toda la vorágine que conlleva la preparación de una boda.

Sin prisas, pero sin pausas, valorando todos los aspectos que influyen en vuestra boda soñada y tomando decisiones más o menos con rapidez. Estos simples consejos te ayudaran a disfrutar de tu planificación y sobre todo del día de tu boda.