Una de los puntos más bonitos de la organización de una boda, es la parte que corresponde a la planificación de la luna de miel. Es una maravilla pensar es esos días tan románticos que pasaremos con nuestra pareja, justo después de las emociones disfrutadas el día de la boda. Sin duda estamos planificando un viaje que recordaremos toda la vida.

Pero ¿Qué tengo que tienes que tener en cuenta para que tu viaje de novios sea todo un éxito? Voy a repasar una serie de puntos con la intención que te sirvan de guía y ayuda.

 

Cuanto tiempo necesitas para planificar tu luna de miel

La respuesta es muy sencilla, cuanto antes lo hagas mejor. La anticipación te permitirá conseguir mejores precios a la vez que te permitirá tramitar los documentos o requisitos que pueden ser necesarios para viajar a ciertos destinos.

 

Presupuesto disponible

Viajar no es barato, vuelos, hoteles, desplazamientos, comidas, etc. Todo va sumando, es mejor que os fijéis el dinero que podéis gastar y a partir de ese momento conocer las opciones a vuestro alcance.

 

¿Cuál es vuestra idea de luna de miel?

Es bueno que tengáis claro qué tipo de luna de miel queréis llevar a cabo. Relajación, turismo, porque no aventura o quizás de todo un poco. Tener clara esta idea nos ayudara a tomar las mejores decisiones sobre el destino a elegir.

 

Destino ideal viaje de novios

 

El destino ideal

Quizás estés pensando en organizar un viaje especial, muchas personas utilizan su luna de miel conscientes de que será una ocasión única o que tardar en repetirse de hacer un viaje especial. Plantearos cual es vuestro destino geográfico ideal y las posibilidades de poder cumplir vuestros sueños. Tener en cuenta también si la intención es hacer un desplazamiento largo en los días que disponéis de vacaciones  y un dato importante, que tiempo hace en el lugar elegido durante las fechas de vuestro viaje, por ejemplo el mes de agosto en el Caribe no está exento de huracanes.

 

¿Cuál es vuestra idea de luna de miel?

Es bueno que tengáis claro qué tipo de viaje de recién casados queréis llevar a cabo. Relajación, turismo, porque no aventura o quizás de todo un poco. Tener clara esta idea nos ayudara a tomar las mejores decisiones sobre el destino a elegir.

Mi consejo es que elijáis un lugar que se adapte al gusto de los dos, un lugar tranquilo y romántico seguro que también te ofrece la posibilidad de disfrutar con la práctica de algún deporte, un tratamiento de spa o alguna excursión organizada.

 

El tipo de alojamiento

¿Qué os gustaría?, un resort en una playa paradisíaca con todo incluido, o un hotel con encanto en una vieja ciudad europea. Sea cual sea la elección tener en cuenta que la mayoría de establecimiento o complejos turísticos suelen ofrecer dentro de sus servicios paquetes de luna de miel, que suelen incluir algún tipo de cortesía o servicio adicional.

 

Todo previsto

Tener en cuenta los requisitos necesarios para viajar a ciertos destinos. Es importante que tengáis en cuenta el tiempo necesario para trámites de pasaportes e incluso saber que en algunos destinos exóticos es necesario que tengáis una cartilla de vacunas.

Tener en cuenta también que aunque por ningún motivo cancelarías tu viaje de novios, siempre pueden ocurrir ciertas circunstancias  que nos obliguen a cancelar o aplazar nuestro viaje. Plantearos seriamente la posibilidad de contar con un seguro de viaje que proteja vuestra inversión o simplemente por la necesidad de que tengáis que ser atendidos medicamente o hacer frente a cualquier otro contratiempo que pueda surgiros.

 

Viaje de novios

 

Viajar con la mente abierta

Lo bonito de viajar, es poder disfrutar de nuevas experiencias, es un error irse a la otra punta del mundo y esperar que las cosas sean como en casa. Disfruta conociendo nuevas culturas y compartiendo sus costumbres. Se trata de disfrutar, ya tendrás tiempo de volver a casa y que todo esté dentro de la normalidad de tu vida.

 

 

Para terminar, es necesario que tengas en cuenta que una planificación de un viaje de boda es por sí solo muy capaz de llegar a estresarnos. Tomate tu tiempo para hacerlo y una buena dosis de ilusión y conseguirás llevar a cabo el viaje que siempre habéis estado esperando.