En anteriores artículos hemos hablado de la importancia decorativa que tiene crear una tendencia de color a través de todos los elementos de tu boda. Desde el vestido y sus complementos, ramo de novia, flores, decoración y accesorios, pasando por la tarta, centros de mesa y cualquier elemento que se muestre idóneo para tematizar a través del color.

Si te encuentras buscando la temática para tu boda y estás dando vueltas al color a utilizar, voy a intentar centrarme simplemente en las diferentes épocas del año, ver cuál es el color que mejor se adapta a cada momento.

Sin duda las combinaciones son múltiples al hablar de colores, pero ten la seguridad de que con estos ejemplos no te equivocarás nunca, a pesar de tradiciones, nuevas modas o futuras tendencias.

 

Primavera, amarillos inspirados en el sol

La primavera es siempre un estallido de color, lleno de flores y tonalidades vivas y sobre todo de más horas de sol, que en este caso es nuestra inspiración. Rosas amarillas por ejemplo para las flores, cintas del mismo color en toda la decoración, limonada para tus invitados, plantas con amarillos vibrantes como los girasoles y como no una tarta de boda del mismo color.

Al ser el amarillo un color cálido y fuerte es recomendable utilizarlo combinado con el blanco, tendrá la fuerza suficiente sobre un fondo no tan agresivo. Este blanco también en nuestro vestido nos permitirá jugar con los detalles en amarillo.

Otros colores que combinan muy bien con la primavera son los tonos pasteles, verdes, azules, rosados o lilas. Si no apuestas por un tono fuerte como el amarillo utiliza colores y decoración más tenúe.

Consejo: En una boda en primavera busca a través del color la esencia de lo campestre y natural.

Color de boda. Amarillo

 

El azul del verano

Color elegante en todas sus tonalidades y muy versátil para tematizar una boda. Permite combinar sus diferentes tonos de una forma maravillosa, inspirándonos en el cielo de verano o el mar y la playa.

La tradición de que la novia lleve algo azul, es en este caso obligatorio mientras que el novio puede elegir azules mas oscuros para su traje. Ramos de hortensias azules combinados con lazos del mismo color en tejidos vaporosos.

Otras opciones para esta época son colores fuertes que brillen en la luz del sol estival, como fucsias, verdes o corales.

Consejo: El calor del verano invita a buscar decoraciones donde triunfarán colores que nos recuerden al agua, el mar, el cielo y por si solos nos evoquen una brisa fresca.

Color de boda. Azul

 

Colores de otoño

Una maravillosa oportunidad de tematizar una boda con un color audaz, intenso y brillante, a través de tonos rojos y anaranjados. Colores ocres, pero siempre utilizando tonos vivos. Flores naranjas y rojas pálidas, girasoles y rosas. Todo esto adornado con bayas y piñas. Como veíamos antes los colores fuertes combinan perfectamente con fondos y combinaciones blancas. Una boda en otoño bien decorada es siempre una explosión de color que no desentona con la estación elegida.

Colores de otoño son también los marrones, tonos tierra, verde oliva o incluso si quieres un toque con más glamour, puedes utilizar el color dorado, ya que combina perfectamente.

Consejo: La luz y los colores de otoño la convierten en una de las estaciones más hermosas, una decoración romántica en un enclave natural es el complemento perfecto.

Color de boda. Naranja

 

Invierno blanco

Una forma excepcional de impresionar a tus invitados si te vas a casar en invierno es crear una uniformidad de color basándote en el blanco. Perfecto para el invierno, donde incluso puede iluminar un día gris, a la vez que se acopla perfectamente a la elegancia y la tradición nupcial.

No solo utilices el blanco para tu vestido, utiliza un blanco brillante en todos los elementos que puedas, las flores, la decoración, como no en la tarta incluso si es posible en el coche de los novios. Si encima la nieve hace acto de presencia, el día no podrá parecer más mágico.

No obstante si piensas que el blanco por si solo va a quedar un poco soso, combínalo con otros colores que darán muy buen resultado en invierno, como azules, grises, verdes suaves o tonos ocres.

Consejo: Las pocas horas de luz que nos ofrece esta estación, hacen que los colores invernales combinen con otras fuentes de luz, combínalo en forma de velas, candelabros o candiles.

Color de boda. Blanco