En medio de los preparativos, el vestido, la decoración y la fiesta resulta fácil perder de vista lo más importante del día de tu boda: La ceremonia.

Tanto si quieres una ceremonia tradicional o decides tirar por la ventana el libro de reglas para una boda, tienes que dar muchísima importancia al momento de la ceremonia nupcial y sus elementos más esenciales. Ten en cuenta que es el momento más emotivo y emocional y lo recordarás siempre.

 

Que significa para vosotros la ceremonia nupcial

Antes de planificar una boda, siempre recomiendo que los novios busquen un momento de tranquilidad y tengan una conversación honesta sobre lo que significa el matrimonio para cada uno, y que quiere expresar a través de la ceremonia. Cada persona es un mundo, y como es normal damos importancia a cuestiones diferentes. Hablar con vuestra pareja, os ayudará a planificar este momento, conociendo el interés, convicciones y deseos de cada uno.

 

El escenario de la ceremonia

Entonces toca decidir cuál será el marco perfecto para vuestra ceremonia. Llega el momento de escoger una atmosfera romántica e íntima o por el contrario nos gustaría un ambiente más lujoso o incluso opulento, porque no. Valorar también si preferís un lugar con valor sentimental, como la iglesia de toda la vida, donde puede que también se casaron tus padres o preferís una playa, el jardín de vuestra casa o una finca preparada para tal fin.

Una vez que tengas claro el sitio perfecto, considera los elementos ornamentales, tales como arreglos florales, iluminación y decoración. No te cierres en la típica disposición de invitados a la ceremonia, donde las filas de sillas, unas detrás de las otras, al final impiden ver a los que se sitúan en los últimos lugares. Coloca a tus invitados lo más cerca que puedas, disponiendo las sillas en un semicírculo, incluso en un circulo completo alrededor de los novios.

Un consejo que te doy al elegir la decoración para tu ceremonia, es que no dudes en hacerlo simple, como muchas veces, menos es más y en ese momento los importante sois vosotros. Unos bonitos arreglos florales, una buena iluminación y un altar sin recargar, son más que suficientes.

 

Decoración ceremonia de boda

 

Mostrar vuestra personalidad

Una de las formas más fáciles de conseguir una ceremonia diferente, independientemente de que  sea religiosa o civil, es mediante la elección de las lecturas que se realizaran durante el enlace. Es importante que reflejéis a través de las mismas vuestros puntos de vista sobre el matrimonio (ya sean seculares o espirituales) y el significado de este momento.

Otra opción muy de moda, a la vez que bonita es que creéis vuestros propios votos personalizados, y si también te gusta el intercambio de votos tradicional, puedes compaginar las dos cosas, daréis una fuerte personalidad a vuestro enlace.

Tener en cuenta, que muchas parejas de novios se ponen muy nerviosos con la simple idea de tener que hablar en público, si es vuestro caso, preparar votos más cortos y olvidaros de los invitados, quienes realmente tenéis que intercambiar vuestras promesas sois vosotros, mira a tu futuro cónyuge a los ojos y díselo con sinceridad.

Si te has decido por una boda civil, muchas parejas están optando por un amigo o familiar para oficiar la boda. No lo descartes.

 

Música de ceremonia

No hay nada tan simbólico que hable de nosotros como lo puede hacer la música. Elige temas que se hayan quedado guardados en un rinconcito de tu corazón y de tu vida. Camina hacia el altar con el sonido de una música que realmente te refleje, elige una temática general para la ceremonia, siempre teniendo en cuenta lo que quieres trasmitir y la importancia de cada momento del enlace.

 

Detalles que no puedes pasar por alto

No tengas miedo en añadir algún extra en tu ceremonia. Esta puede incluir siempre algo más que lo tradicionalmente establecido. Si en tu familia o cultura hay alguna tradición especial, llevarla a cabo. Recuerda que nunca está de más hacer alguna dedicatoria especial expresando vuestro agradecimiento a amigos o familiares que os han apoyado toda vuestra vida.

 

Recién casados

 

La Salida

Uno de los momento con más emoción, es cuando termina la celebración de la ceremonia y los novios abandonan el lugar como una pareja oficialmente casada. Hacerlo un poco más divertido, hay muchas posibilidades que no tiene por qué ser  a la típica lluvia de arroz. Confeti, pompas de jabón, pétalos, globos, plumas, globos, mariposas y hasta palomitas de maiz. A veces pienso que he visto de todo, pero siempre hay una pareja que me vuelve a sorprender.