Siempre que pensamos en una boda, nos vienen a la cabeza dos cosas, la ceremonia y el banquete. Hoy vamos a tratar sobre este último. ¿Has pensado en hacer algo diferente? O ¿prefieres el banquete típico de toda la vida?

Lo primero y fundamental: La comida que se sirva en tu boda tiene que ser de calidad. Muchas veces no queda más remedio que hacer algún pequeño recorte en nuestras expectativas y destinar menos dinero a algún aspecto de la celebración. Mi consejo, es que no lo hagas nunca en la comida, la gente lo valora mucho (sobre todo la familia) y no querremos dejar un mal recuerdo. Las opciones que te propongo, son  reduciendo el coste del servicio y manteniendo siempre la calidad.

A lo largo de este articulo, vamos a ver las diferentes modalidades de las que puedes disponer para el día de tu boda.

 

Cóctel

Quizás sea la opción más barata, y este factor económico no tiene por qué estar reñido con la calidad del mismo. La necesidad de menor personal y la ventaja que los alimentos no suelen ser tan elaborados como en un banquete, hace que no tengamos que hacer un sobreesfuerzo económico. Puedes tener el problema de que tu presupuesto solo te permita realizar el convite en un restaurante que no sea de tu agrado. Realizar una comida o cena tipo coctel te permitirá acceder a un recinto más de tu gusto.

Esta propuesta es ideal para bodas más informales, donde los invitados se mueven libremente y deciden en que corrillo quieren estar. Convirtiendo la cena o comida en una actividad más dinámica y divertida, donde la pareja de novios pueden atender y disfrutar de todos los asistentes.

Un coctel también nos ofrece la posibilidad de innovar con la carta, ofreciendo desde los productos más tradicionales hasta los bocados más sofisticados o de autor. Esto nos brinda una ocasión para sorprender a todos nuestros invitados.

No te olvides de colocar sillas y mesas, siempre hay gente mayor, o simplemente si la comida se alarga mucho, la gente terminara cansándose.

 

Cóctel para boda

 

Buffet

Esta opción no es muy utilizada en nuestro país, pero cada vez se está poniendo más de moda, ya que es un paso intermedio entre el cóctel y el banquete tradicional, necesita bastante elaboración pero en contrapartida el personal imprescindible es mucho menor. Motivo por el cual se convierte en una opción económicamente intermedia.

Consiste en ofrecer una amplia variedad de platos, donde cada uno se sirva según sus gustos. Este tipo de celebración no obliga a sentar a tus invitados en una mesa en concreto, siendo ellos los que deciden donde y con quien comparten la mesa.

Este servicio es informal y divertido, y es una buena opción cuando tienes muchos invitados. Además la opción de poder comer cada uno según sus gustos, suele tener muy buena aceptación.

Como hemos comentado anteriormente, en este tipo de servicios no son necesarios muchos camareros, pero deben ser los suficientes y las mesas de servicio lo bastante amplias con el fin de evitar colas.

Si decides celebrar un buffet no tienes que renunciar a los detalles, decora las mesas como si se tratara de un banquete, busca un poco de sofisticación que lo haga diferente.

 

Buffet de bodas

 

Banquete

El más tradicional y conocido por todos. En este tipo de comidas o cenas todo es más serio y formal, la gente está repartida por las mesas y son servidos por camareros. Este tipo de celebración suele constar de entrantes, uno o dos platos y postre.

La imagen y la presentación en un banquete son fundamentales, aunque el punto más importante, como no podía ser otro es su calidad. La cocina tiene que dar salida a muchos platos y es necesario un equipo muy profesional de camareros.

Este tipo de celebraciones, si bien son más formales, si permite a los invitados relacionarse y conversar con sus acompañantes. En contrapartida este tipo de celebración, prácticamente nos exigen decidir dónde y con quien vamos a acomodar a cada invitado, convirtiéndose a veces en un complejo puzle que tienes que solucionar.

Otro rasgo característico es la existencia de una mesa “presidencial” compuesta por los novios y padrinos, mesa que se convierte en el centro de atención los invitados en todo momento.

 

Banquete en Finca La Torreta de Bayona

 

Cuida los detalles

Decidas la celebración que decidas, siempre deberemos cuidar los detalles en cualquier tipo de cena o comida, que la harán personal y única.

Número de invitados e instalaciones. Ten en cuenta si el espacio escogido, es el adecuado para la celebración que quieres hacer. Si has elegido un catering, asegúrate que el lugar donde se va a efectuar la celebración, cumple con los requisitos necesarios para que la empresa que lo realiza pueda efectuar su trabajo con comodidad.

El catering o restaurante. Elige bien. Los profesionales son tan importantes como los productos que elaboran, interésate por la experiencia que tiene en el tipo de celebración elegido.

Menús especiales. No todo el mundo puede o quiere comer de todo. Tenéis que tener en cuenta celiacos, alérgicos, vegetarianos etc, incluso en los aperitivos.

 

¿y tú? ¿Por qué tipo de celebración te decantas? Una vez más te animo a participar en este blog, a través de tus comentarios y opiniones.